Hotel La Freixera

Testigos de la edad media

La Casa Artesana donde está ubicado el Hotel La Freixera tiene sus orígenes en los años 1300

El edificio , en sus orígenes , fue una sencilla casa artesana en una parcela ” gótica ” , con dos plantas , bajo cubierta y huerta.

La fachada principal de la Casa Artesana es de cantería , con dos aberturas de ladrillo cocido y resueltas con arco rebajado.

En la entrada de la puerta principal se mantienen los restos de alcantarillas que expulsaban el agua en la calle. Última reforma: año 1700-1800 .
La nave principal de la Casa Artesana confronta con los edificios vecinos con paredes de piedra picada.

La pared sur , antiguamente , comunicaba con la construcción vecina mediante arcos adintelados construidos con montantes biselados y las dovelas dispuestas en perfil rebajado para poder abrir las hojas de las puertas.
En la misma pared se mantienen los restos de un bajante de cerámica oxidada , revestido interiormente por una pátina de vidrio meloso que servía para canalizar las aguas del piso superior y conducirlas, por una alcantarilla de losa hacia la calle.
Sobre la escalera de piedra , hay restos de un escaño de la chimenea de la planta principal .
Los espacios entre pilar y pilar están rellenos con tapial y argamasa de cal , y reforzados con vigas de madera verticales . Se mantienen los testigos del techo de madera con artesonados de la época medieval.
• Fregadero de piedra picada y hornacina adornada con una moldura de yeso y paredes con la capa pictórica original de color granate.

• Tapia de arcilla mezclada con cal, paja,  guijarros , maderas y piedras de diferentes tamaños , compactado con moldes o tapias.

La segunda planta de la Casa Artesana también está estructurada con pilares de piedra y ladrillo cocido y entramados de madera con relleno y tapia.

• Galería corrida o solana con arcos sobre columnas de sección cuadrada y cornisa decorativa.

• Apertura con arco apuntado con dovelas bien trabajadas y los montantes biselados. Este arco comunicaba antiguamente con la vivienda vecina .

• Restos de cerámica vidriada marrón y melosa con cocción oxidada (siglo XVIII).

• Restos de capiteles esculpidos del ventanal coronel de la fachada principal.
La intervención arqueológica que se está realizando pone al descubierto muros medievales de casas derrumbadas, una acequia de piedra, una cisterna de piedra y el suelo medieval por donde transitaban en la edad media.

Abril 2014